Mundo - 17:46 hs.
Mundo - 01 de Septiembre 2022, 17:46 hs.

Zaporiyia

Expertos de la ONU llegaron a Ucrania para evaluar riesgos en la planta nuclear

Mientras estuvieron demorados, el líder del equipo afirmó que seguían decididos a llegar a la planta para analizar la posibilidad de un desastre.

Un equipo de expertos de la ONU llegó el jueves al complejo de la planta atómica Zaporiyia de Ucrania para evaluar el riesgo de un desastre por radiación después de demorarse varias horas debido a los bombardeos cerca del lugar..

Rusia y Ucrania se acusaron mutuamente de intentar sabotear la misión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) a la planta en el centro sur de Ucrania, que está controlada por fuerzas rusas pero operada por personal ucraniano.

Las condiciones en la planta nuclear, la más grande de Europa, se han estado desmoronando durante semanas, con Moscú y Kiev intercambiando culpas regularmente por los bombardeos en los alrededores y alimentando los temores de un desastre de radiación al estilo de Chernobyl.

Un reportero de Reuters vio llegar al equipo del OIEA en un gran convoy con una fuerte presencia de soldados rusos cerca. Una fuente ucraniana con conocimiento de la situación dijo a Reuters que la misión “podría resultar más corta de lo planeado”.

Anteriormente, Energoatom informó que los bombardeos rusos habían forzado el cierre de uno de los dos únicos reactores operativos en el sitio, mientras que Moscú refutó que había frustrado un intento ucraniano de apoderarse de la planta.

Un reportero de Reuters en la cercana ciudad de Enerhodar, controlada por Rusia, comprobó que un edificio residencial fue alcanzado por los bombardeos, lo que obligó a la gente a refugiarse en un sótano. No fue posible establecer quién había disparado.

El gobernador instalado por Rusia del distrito de Zaporiyia, Yevgeny Balitsky, informó que al menos tres personas murieron y cinco resultaron heridas en lo que calificó como un bombardeo ucraniano de Enerhodar que también destruyó tres jardines de infancia y la Casa de la Cultura. La electricidad en la ciudad había sido cortada en la mañana, dijo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, confió que Moscú estaba haciendo todo lo posible para garantizar que la planta pudiera operar de manera segura y que los inspectores del OIEA pudieran completar sus tareas. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, también destacó la voluntad de Moscú de cooperar con la misión del OIEA.

El jefe de la OIEA, Rafael Grossi, comentó a los periodistas en la ciudad de Zaporiyia, a 55 kilómetros de la planta, que estaba al tanto del “aumento de la actividad militar en el área”, pero que seguiría adelante con el plan de visitar la instalación y reunirse personal.

“Habiendo llegado tan lejos, no nos detenemos”, expresó Grossi, quien encabeza la misión.

Los inspectores del OIEA, que vestían chalecos antibalas y viajaban en vehículos terrestres blindados blancos con distintivos de la ONU en los costados, salieron de la ciudad escoltados por la policía y fueron retenidos en el primer punto de control fuera de la ciudad.

Banner LC

Otras noticias Mundo

te puede interesar

las más leidas