Mundo - 20/08/22
Mundo - 20 de Agosto 2022, 10:17 hs.

México: detuvieron al funcionario que investigó la desaparición de los 43 estudiantes

También se emitieron órdenes de arresto contra más de 60 policías y militares involucrados en el caso.

La Justicia de México dio un imprevisible vuelco a la investigación del resonante caso Ayotzinapa, la desaparición forzada de 43 estudiantes ocurrida en 2014, al detener al principal funcionario a cargo de la causa y emitir órdenes de arresto contra 64 militares y policías presuntamente involucrados en el crimen.

El exprocurador general Jesús Murillo Karam fue detenido en su casa de un exclusivo barrio de Ciudad de México por “desaparición forzada, tortura y delitos contra la administración de justicia”, según informó la Fiscalía General de la República (FGR) en un comunicado.

Murillo Karam es el más alto exfuncionario detenido por la desaparición de los estudiantes de magisterio ocurrida en el estado de Guerrero. Procurador durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), Murillo llegó a ser un peso pesado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México 71 años ininterrumpidos hasta diciembre de 2000.

Horas después, la FGR informó de las órdenes de arresto contra 20 militares y 44 policías, sin precisar su rango y actividad actual, además de otras 19 contra cinco funcionarios estatales y 14 miembros del cártel Guerreros Unidos, presuntos ejecutores del crimen.

El abogado de los familiares de los 43, Vidulfo Rosales, consideró la detención de Murillo Karam “un paso importante”, pero se mostró escéptico respecto a las posibles informaciones que podría revelar el exprocurador.

“Lo que va a hacer el señor Murillo es defenderse, entonces no creo que (…) quiera él aportar alguna información”, dijo Rosales a la cadena ForoTV.

La detención de Murillo se produjo horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidiera “verdad” y castigo a los responsables de la desaparición de los alumnos, tras la publicación el jueves del reporte de una comisión gubernamental que investiga el caso desde 2019 y lo considera un “crimen de Estado”.

El documento sostiene que militares y funcionarios, por sus “acciones, omisiones o participación”, permitieron el secuestro y muerte de los estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa y seis personas más a manos del cártel del narcotráfico Guerreros Unidos.

La desaparición de los estudiantes se produjo entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, cuando se dirigían a la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, para conseguir autobuses en los que pretendían viajar a Ciudad de México para participar en unas protestas.

Este episodio constituye una de las peores violaciones de derechos humanos en México, donde hay unos 100.000 desaparecidos, y generó una fuerte condena internacional.

Durante el Gobierno de Peña Nieto, se aceptó la llamada “verdad histórica” para la resolución del caso, presentada oficialmente por Murillo Karam, que no acreditó la responsabilidad de militares.

Según esa versión, los jóvenes fueron detenidos y entregados por policías locales a Guerreros Unidos al ser confundidos con miembros de una banda enemiga.Tras ser baleados, sus restos fueron incinerados y arrojados al basurero de Cocula.

Fuente: diario Clarín

Banner LC

Otras noticias Mundo

te puede interesar

las más leidas