Locales - 22/07/22
Locales - 22 de Julio 2022, 11:29 hs.

Malamud: “El mundo está patas para arriba”

El politólogo advirtió que un cuarto de los países del mundo está a punto de la quiebra. “En la región, Ecuador, El Salvador y Argentina son los países más frágiles”, agregó.

“El mundo está patas para arriba”, graficó Andrés Malamud cuando comenzó a analizar la situación internacional.

En diálogo con Radio Altos señaló que alrededor de un cuarto de países del mundo se encuentra cerca de la quiebra, en una situación de fragilidad que no les permite hacerse cargo de sus deudas o de sus importaciones para alimentar a sus pueblos. En la región, enumeró, Ecuador, El Salvador y Argentina son los países más frágiles.

“La situación es dramática; la pandemia y la guerra generaron condiciones en la cuales nos damos cuenta que algo no estaba funcionando en la economía, no funcionaba la capacidad de producir lo que las sociedades quieren consumir, hay escasez y eso es algo que no se había previsto”, analizó.

No dudó en afirmar que todo “se está yendo al diablo”, con aumentos en los precios de la energía (gas y petróleo) por la guerra en Ucrania y también de los alimentos porque Rusia y Ucrania son productores y exportadores, por ejemplo, de trigo.

De cara al futuro, señaló que se está en condiciones de un cambio. “Se habla de la crisis fiscal del estado de bienestar porque los estados no tienen la capacidad de seguir manteniendo el nivel de asistencia que daban a sus pueblos”, remarcó y agregó que los países que más sufren, además de los pobres, son los que están “en el medio”, entre ellos Argentina.

“No es una cuestión de redistribución. No tiene sentido hablar de un salario básico universal porque no hay con qué pagarlo, el problema es de producción. Faltan bienes”, enfatizó.

Respecto a la situación argentina, advirtió que empeorará antes que mejorar. Subrayó que a corto plazo la situación será desesperante, tal como, recordó, lo dijo la ministra Silvina Batakis. “Se tendrá que reconstruir un país sobre las cenizas que dejará este gobierno; lo que viene es mucho dolor y o lo ejecuta el Estado o lo ejecuta el mercado. O hay ajuste o hay colapso. Lo que viene será durísimo para los sectores populares y para las clases medias”, vaticinó.

Malamud afirmó que la situación actual es responsabilidad de la dirigencia política que es la que mayor poder tiene e incluyó a políticos, empresarios y sindicalistas. Dijo que son parte del problema pero también parte de la solución y que por eso deben las tres partes trazar un diagnóstico compartido.

El Estado se convirtió en Argentina en algo inconfiable; ese es el problema y por eso el que puede evade. El Estado presente es una mentira, el Estado está para robarnos y por eso no confiamos en el Estado. Tenemos que recuperar esa confianza en el que nos vigila para que hagamos lo que es mejor para todos”, consideró.

Opinó que será muy difícil para el Estado avanzar en la recuperación de la confianza de la ciudadanía mientras siga siendo cada vez “más grande y más bobo”. “Es un Estado inefectivo que no sirve para controlar, este Estado a los argentinos no nos sirve, nos pesa, hay que modificarlo”, insistió.

En ese contexto, indicó que cada una y uno de los ciudadanos le va sacando beneficios a la estructura estatal y recalcó que no es perversidad de los individuos, sino que así funcionan los sistemas que no tienen a alguien que garantice la aplicación imparcial de las leyes.

El Estado es enorme y cada vez más bobo, no está en condiciones de cobrar las tarifas que corresponden por electricidad y ni siquiera está en condiciones de producir una segmentación. No tiene la capacidad de identificar a los ricos y separarlos de los pobres. Tiene que pedirle a la gente que se inscriba”, cuestionó sobre la metodología que implementó el gobierno nacional para aplicar la segmentación tarifaria.

Asimismo, sostuvo que el resto del mundo no funcionaba tan mal hasta que llegaron la pandemia y la guerra, y que ahora el problema que se presenta es la escasez de bienes y la escasez financiera. “Es cierto que el capitalismo viene teniendo problemas. Ahora hay alternativas al orden liberal internacional fundado después de la Segunda Guerra. Estados Unidos se encuentra con un rival que lo desafía, que es China. Es el mundo postoccidental que viene avanzando, tiene más gente, más tamaño económico y más avance tecnológico”, detalló.

Analizó que se viene a nivel internacional un nuevo orden con nuevas potencias (mencionó a Vietnam, Indonesia e India) y que será multipolar donde el poder transitará de oriente a occidente y también entre actores no estatales.

“Se viene un mundo más complicado que el mundo que conocíamos”, concluyó.

Banner LC

Otras noticias Locales

te puede interesar

las más leidas